Los 6 consejos clave para colocar bien un vinilo decorativo

cómo colocar un vinilo

1. Revisa la superficie donde vayas a colocar tu vinilo. Procura que esté limpia, que no haya polvo, pásale, no obstante, un trapo en seco. La superficie elegida será mejor que sea lo más lisa posible.
2. Presenta el vinilo en el lugar exacto donde vaya a ser pegado definitivamente (sin retirar todavía el papel del soporte adhesivo). Sujeta el vinilo por su parte central con una cinta de pintor (carrocera). Y antes de empezar a despegar, ejerce presión sobre toda la superficie con una pequeña espátula de goma, o en su defecto con un trapo seco.
3. Levanta uno de los dos lados y separa el papel protector del transportador plástico. Verás que el vinilo queda adherido al transportador, dejando su parte adhesiva a la vista. Corta con unas tijeras el papel blanco.
4. Acércalo a la pared sin llegar a pegarlo y empieza a fijar poco a poco esa parte al muro, desde el centro hacia afuera. El sistema se podría comparar a un forro de libro.
5. Repite los puntos 3 y 4 con la parte que falta por pegar.
6. Ahora el vinilo está adherido a tu pared, aunque todavía con el transportador. Empieza a retirar el transportador acrílico, con mucho cuidado y procurando que el vinilo quede perfectamente pegado a la pared.

colocar vinilo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *